Páginas vistas en total

20.8.11

Ana & Luna


.
SIRENA-Dibujo a tinta china y pastel
                 Canta niña de la Luna
  ahoga tus penas en la oscuridad
            mírame, todas las noches
            tu sonrisa me hace brillar.
Ana nació con un grave problema en su columna vertebral. Durante muchos años, estuvo postergada en una cama.
Varias operaciones según iba creciendo la preparaban para que algún día pudiera hacer una vida normal, incluso llegar a andar.
Ana perdió su infancia. No tuvo compañeros de clase, ni de juegos… solo a Luna
Ana y Luna trabaron una amistad tan fuerte que  incluso ahora esos lazos de amistad persisten.
Ana esperaba la noche para poder conversar con su amiga Luna, allí en lo alto. Rezaba cada día para que el cielo no se nublara. Ana inventaba viajes por el mundo, y Luna reía con ella por sus ocurrencias
Sus padres había acercado la cama hasta justo debajo de la ventana, para poder ver mejor a Luna. Tras la charla de cada día, Luna vigilaba su sueño
Una noche como la de hoy. Ana charlaba con Luna, cuando vio como a pocos , Luna se iba poniendo roja. Ana pensó que quizás se estuviera poniendo indispuesta, no dijo nada.
Hasta que Luna desapareció del cielo, sin haberse despedido y curiosamente Ana fue perdiendo el sentido a la vez que Luna se apagaba, hasta quedar inconsciente
Miriam su madre , y su padre se espantaron, reunieron a los vecinos, luego a todos los habitantes de la aldea donde vivían.
La gente estaba totalmente aterrada Todos habían sido testigos de cómo la oscuridad había ido progresando esa noche.
Todos pensaban que la luna había desaparecido y se había llevado el alma de Ana con ella…
Roque, un joven que había oído hablar de la belleza de Ana, se ofreció para recuperar la luna y con ella el álito vital de Ana.
Atravesó el bosque casi palpando los árboles, hasta el claro donde el río hace un remanso. Allí llamó a Pegaso, un hermoso unicornio alado con el que cabalgaba por las estrellas en las noches oscuras sin que nadie del pueblo lo supiera.
Roque y Pegaso, llegaron hasta la mismísima cara oculta de la luna
Lo que Roque vio fue un hermoso castillo de cristal, con todas sus paredes transparentes, entró La transparencia de sus techos y paredes le permitían ver un manto infinito de estrellas. Escuchó música y se acercó a su procedencia
En él , se daba una gran fiesta. Roque esperó a que terminara la orquesta, luego una chica muy hermosa, se acercó a él.
Qué te ocurre, te veo triste?
 Ana está muriéndose por que la luz de Luna ha desaparecido de golpe, sin avisar
La joven hermosa, echó a reír.
-¿Roque, no sabes lo que es un eclipse de luna?-
-No-, contestó Roque.
Bueno, baja a la Tierra y di a Ana y, a sus padres, a todos que Luna regresará en unos minuto, pero que regresará
Y dicho y hecho. Roque descendió y ya, junto a Ana, la tomó  la mano
Un ¡Ooooohhhhhh !  llenó la estancia
Un rayo de Luna avanzó lentamente desde la ventana, y recorriendo su cuerpo sobre las sábanas se posó en la cara de Ana
Ana recobró el color se abrazó a Roque y….
Y así fue como un día de eclipse lunar, como hoy, Ana y Roque se conocieron y fueron amigos, y colorín colorado este cuento se ha acabado   Sonrisa

11 comentarios:

  1. La Luna existe por que existis vosotras las mujeres, que la dasis vida y sentido
    De cada una de vosotras hay un pedacito alli. Juntos y muy apretados componéis la esfera que nos alumbra las noches

    ResponderEliminar
  2. Un cuento dulce para ir a dormir. Sí somos luna y marea.
    Un beso Javier.

    ResponderEliminar
  3. No, no se ha acabado, lo que pasa que están en la cara que no se ve...
    Besotes crecientes

    ResponderEliminar
  4. Me encantó el cuento, y también me gusta pensar que la luna existe por todas las mujeres que la adoramos desde chicas. De pequeña su luz llegaba hasta mi cama, ahora en esta casa, tengo una luz de la calle, justo al lado de la ventana, a veces las noche de luna me gustaría poder apagarlo, de esa forma, ella volvería a entrar por mi ventana.
    Buenas noches, feliz domingo y muchos besitos

    ResponderEliminar
  5. Qué bonitas tus palabras y el cuento..
    LA luna ,esa criatura blanca ,me acompaña en las noches de insomnio.Es generosa,compañera de poetas,cuenta-cuentos, niños,mendigos,borrachos,sin techo...
    ES compañera!!.
    Ana tenía una amiga ,la blanca luna que resucita la luz en la noche.Es inmenso!!
    Besucos

    ResponderEliminar
  6. ...sin palabras, te regalo este mi video de la cara de la luna que se ve de este lado de la tierra

    http://youtu.be/nwoEfv6uMkI

    beso

    ResponderEliminar
  7. Me encanta la imagen... es espectacular ese dibujo a tinta china y pastel, necesita un título :)
    Besos abisales

    ResponderEliminar
  8. Lo tiene Abismo: Sirena, asi se llama

    ResponderEliminar
  9. Pues mira que yo empiezo a creer que también la luna existe porque existis vosotros los hombres... No, la verdad es que no empiezo a creerlo, de eso estoy segura jajajajajajajajajajajaja.

    Besazo Javierrrrrrrrrrrrrr y no dejes de contarnos cuentos y regalarnos esos dibujos tan increíbles (la sirena se saleeeeee).

    ResponderEliminar
  10. Que me gusta esta sirena!, que buena amiga la luna que ayudó a encontrarse a los amantes, y eso sin hacer nada, solo dejarse ocultar y quedarse un poco al lado, jejeje, miles de besossssssssss

    ResponderEliminar
  11. Claro... sirena! ahora me fijo en las escamas... bueno que no me puede gustar más :)
    Más Bss

    ResponderEliminar