Páginas vistas en total

17.7.11

Desheredado




"Musa" Este es uno de mis primeros dibujos, fue en el siglo pasadao

Pocas veces os hablé de mi abuelo: Era un santo
Cuando falleció dejó a mi padre huérfano en una edad muy mala, eran los años de los Rollings Stones, Beatles Bob Marley, etc.
Eran los años de ruptura generacional, del "No a la guerra y si al amor"
Mi padre heredó de mi abuelo un viñedo muy grande en la Rioja, con una casona de labranza y un río que recorría la finca y  refrescaba en verano
Mi padre una primavera reunió a sus mejores amigos y amigas, entre ellas una novieta muy hippie de esas de flores entre el pelo rizado
-Chicos, os propongo vivir en una comuna. Trabajaremos la tierra, y lo que es de uno es de todos-
La idea fue acogida con una alegría inmensa, hicieron los preparativos, y a mediados de Julio de desplazaron
desde Madrid a un pueblo perdido de Logroño, cercano al río Oja, donde se encontraba el viñedo heredado, a no menos de 7 kilómetros de la casa más cercana
Los primeros días fueron de toma de contacto con la naturaleza
Nos sobraban ropas, nos sobraban normas sociales y nos sobraban ganas de divertirnos, contaba mi padre.
Las noches se pasaban entre canciones en torno a una hoguera, algo de marihuana y mucho sexo. Los día bañándose desnudos en el río
Pasaban los días y los viñedos necesitaban atención, había que regar, curar plagas, quitar ramas secas, preparar las tierras, todo aquello que valdría para que la uva llegara a buen término y una vez vendida o hecha vino, recuperar dinero para subsistir el resto del año
Mi padre parecía el único cuerdo en la comuna. Les reunió una noche y les habló muy clarito: o Se trabajaba en el viñedo o todo se iría a la porra
Lucía, algo "colocadilla" comenzó a llamar capitalista a mi padre
Juanjo se había tatuado sus brazos y mi novia estaba encantada con compartirle en los juegos. Asentía
las incoherencias que Juanjo decía ; más por la droga que por su mente de siempre poco lúcida
El colmo fue cuando llegando finales de Agosto y comenzaron a madurar las uvas, estos comuneros se
dedicaron a comérselas
Harto de tanta desidia, falta de colaboración y cara dura, mi padre , les expulsó a todos de la finca, exnovia incluida y prosiguió los trabajos él solito, sin que notara diferencia alguna.
Cuando mi padre me lo contó teniendo yo veinte años, le contesté: Yo habría hecho lo mismo que ellos

Ahora, ya sabéis por que estoy desheredado

2 comentarios:

  1. sólo se es joven una vez, solo o en compañía
    hacer el amor o hacer el amor es siempre mejor que hacer la guerra, vamos.... es que no se puede comparar
    recuerda, si no quieres guerra: hagamos el amor
    tú decides

    ResponderEliminar
  2. bueno yo soy la cuarta y última de los hermanos, el mayor heredó el catillo y las tierras, el segundo se hizo monje del cluster y mi hermana la tercera, era la que tenía el número adecuado para el zapato de cristal ese dichoso y yo... bueno lo mío es otra historia jajajaja.
    Beso-t

    ResponderEliminar