Páginas vistas en total

11.5.11

Histórias de Ulises y Penélopes

Inicio dibujo a tinta china

Hoy me viene a la memoria la historia que me contó aquel viejo lobo de mar
"Ya no quedan monstruos marinos Javier.
Todos han sido maltratados por los pescadores de arrastre y los barcos de cruceros repletos de turistas.
Ya no hay leyendas de buques fantasmas, desde que se inventó el GPS, no tienen sentido.
Los tiempos para los marinos, no son como eran
Pero javier,( ese era tu nombre verdad ?), te contaré la historia de esta chica: Penélope

Todo comienza en el momento de la despedida de su amado, en la playa agitando el pañuelo blanco que le dejó en prenda.
Lágrimas de desconsuelo al ver cómo el horizonte engullía el barco que se la llevaba media vida.
"Penélope, tengo que marcharme sin falta. El futuro me espera; es nuestro".
" Allí lejos hay lugares donde buscar tesoros ocultos cofres llenos de oro, que sólo esperan que les saque a la luz del día, de su largo entierro
No oyes ?…escucha ?. El mar pronuncia mi nombre. Me llama debo ir al encuentro con mi destino ".
Penélope, sólo acertó a decirle: "Pero, y las sirenas ?
Y así fué como partió dejándola a ella, sola, allí esparando.
 Día tras día
 Mes tras mes,
Siempre sus ojos llenos de lágrimas y salitre, salitre y lágrimas, agitando su pañuelo blanco al aire y pronunciando su nombre.
En la aldea de pescadores todos sabían de su historia,la buena gente se acercaba algunas tardes a hacerla compañía y darla conversación. 
La contaban chismes,mentirijillas, cotilleos
 Penélope ajena a sus vecinas, mantenía la mirada fija en el horizonte, en el final de la mar
Pasaron muchos meses. Una tarde desde su lugar en la playa, se agachó y tomó un puñado de arena, de aquellos miles de relojes que había derramado. Arena perdida, y se dijo:" Hasta aquí hemos llegado".
"Se fué a buscar tesoros, y todos estaban en las curvas de mi espalda, se fue a buscar hortizontes, y todos estaban entre las sábanas de mi cama. No se dió cuenta que yo era su tesoro ".
 Me voy .
 A la mañana del siguiente día cuando el autobús la llevaba dirección a la capital, Penélope echó su última mirada a la playa
Adios…
Hasta pronto.
No...¡ Hasta nunca !.
Ahora Penelope es feliz. Encontró trabajo como cajera de Hipercor y está enamorada de Jeremías el joven que vende hortalizas y  frutas.
Javier del muchacho que se marchó, nada puedo decir, no se supo más de él.
Algunas veces Penélope, cuando pasea sola por la orilla del mar, y ve un barco solitario, mentalmente piensa:"No sabe lo que se perdió "

9 comentarios:

  1. Esta confirmado que este Ulises además de tonto, se dejó enredar por alguna sirena..vaya Vd a saber?
    Y yo, que me alegro que Penélope se hartara de eperar, de contar relojes de arena en esa playa?
    La felicidad hay que salir a buscarla, no viene sola

    ResponderEliminar
  2. Además,... si le pasase a tu Penélope lo que a la Penélope de Serrat nunca volvería a encontrar a su amado porque el que vuelve no es el mismo que ella recordaba... por tanto me encanta ese final de cajera de Hipercor.

    ResponderEliminar
  3. Creo que hay muchas historias para concluir con ese "no sabe lo que se perdió"...
    Mejor no buscar sirenas... nunca da buen resultado...

    Besos abisales

    ResponderEliminar
  4. Ahí le hemos dado Javier, que hay que buscar la felicidad, que está a la vuelta de la esquina, esperando que la agarremos y nos hagamos un vestido con ella.
    Y ese Ulises tambien era muy poco pollo para tanta mujer. jajajaja.
    Me encanta esos ojos que has dibujado, quedará precioso este retrato.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. jejeje...ha sido un placer compartir esta historia de penélopes y ulises. Me encanta saber que esta vez Penélope no se queda esperando!

    Un abrazo.
    P.d
    la imagen, hermosa!

    ResponderEliminar
  6. A veces uno no sabe lo que se pierde...o sí.
    Beso-t

    ResponderEliminar
  7. La Penélope actual es mas moderna, ¡¡por que lo vale!!. Ya no existen esperas eternas, los relojes de arena se diluyen en las manos, bonita frase.

    Me encanta esta "Penélope", con que encabezas tú relato.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Me encanta el dibujo, ese ceño fruncido sobre esos ojos enormes, espero verlo acabado.
    la historia de Penelope, mucho mejor que la de Serrat, eso está claro, y ya sabes que es una de mis canciones preferidas de él, pero eso de sentarse a esperar, que va, las piernas se te quedan dormidas, lo mejor que ha hecho es buscar trabajo, mira que pronto encontró un amor, allí mismo. Me gusto mucho. Besitos.

    ResponderEliminar
  9. A veces uno no sabe lo que se pierde... o sí
    Beso-t

    ps: yo insisto; no sabe blogger lo que da de sí un tauro jajajaja

    ResponderEliminar