Páginas vistas en total

17.5.11

Cuentacuentos

                    Dibujo tinta china "Claudia Cahun", sin terminar

El narciso surge de la metamorfosis de un joven y bello pastor que se enamora de su reflejo en el agua.
El heliotropo, que siempre mira al sol, es la forma que toma la ninfa Clitia al languidecer de amor
El laurel oculta el cuerpo tembloroso de Dafne. 
Y los lirios son gotas de leche vertidas por la diosa Hera cuando alimentaba al pequeño Hércules.
Vagan los cuentacuentos pueblo por pueblo trabajando por unas monedas, que como premio dejan la gente humilde al final de su trabajo.
Hasta que llegó un día en el que un Rey quiso ejemplarizar a sus súbditos con la máxima que el dinero se gana con sudor y esfuerzo y no con paparruchas.
Y encarceló a todos los cuenta cuentos de su reino

Lis, flor borbónica, vive en la ciudad donde las brumas y las nieblas tienen sus cuarteles.
Una tarde pintó en una de las paredes del cuarto más oscuro, una ventana de tan real que al abrirla entra el sol espléndido y llena la habitación de luz y calor.

Todas las noches, Lis se asoma a  su ventana pintada, abajo  las hogueras  del mercado de Jemaa El-fna. Sentados sobre bolsas o barriles, o tendidos sobre pilas de alfombras, a cada palabra que uno dice como "corazón", "sueño", "pileta", "tesoro oculto"— los otros cuentan cada uno su historia de corazones, de sueños, de piletas o tesoros escondidos.
Son los últimos cuenta cuentos
Lis escucha y calla, ella siempre habla con su silencio que yo se escuchar.

Ahora oigamos al cuenta cuentos:

El caballero ve en medio de un claro en el bosque, el cuerpo de una joven, duerme rodeada de flores de todos los colores.
Desmonta y se llega a su lado. La toma una mano.
Está rígida y helada. Tiene el rostro cerúleo como el de una muerta. Y los labios finos y amoratados.
Sabe lo que debe hacer, sabe lo que todos esperamos que haga el caballero la besa con dulzura.
La joven abre los ojos, grandes, celestes grandes como sartenes

Le mira: con una mirada de sorpresa que enseguida se vuelve de ternura.

Sus labios van perdiendo el tono morado tornasoleando al rojo

Le regala una sonrisa.
Tiene unos dientes bellísimos alineados y blancos.
El caballero gozoso, no lamenta nada tener que desposarse con ella como marca la tradición.
La joven pierde en sus mejillas la blancura de la muerte. Ya son rosadas, sensuales, para morderlas como manzanas maduras.
Él la tiende las manos para ayudarla a incorporarse

.
.
.
Y entonces el caballero se da cuenta de que 30 metros más allá, antes de que el claro dé paso al bosque hay otra muchacha dormida, tan bella como la que acaba de despertar, rodeada de flores de todos los colores.
Se sube a su caballo y otea a otros 50 metros más lejos otra joven espera ser despertada sobre un lecho de flores y allí más alejada se ve yaciendo a otra....

El caballero espolea su caballo en dirección contraria.


Lis sonríe, sabe que ella forma parte de un hermoso cuento. Cierra la ventana,  se va a dormir.
¿ Habrá mañana un beso que la despierte ?
.

5 comentarios:

  1. tuvo tanto éxito la boda de un príncipe con una doncella, bella que comenzaron a proliferar fabricantes de zapatos de cristal, y bosques enteros de manzano para envenenar sus frutos.
    ...Y qué bonito pensar que algún día una de esas princesas vendrá a rescatarme de mi vida proletaria !!

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajajajajajajajajaja, y nada más.

    Bueno, venga valeeeeeeee, algo más.... prometiste risas y las ha habido

    Anda proletario no seas llorón.

    Y venga un besazo aunque no te saque de tu vida proletaria.

    ResponderEliminar
  3. Uf! este caballero se asustó y no era para menos jajajaja. Yo tambien hubiese escapado, igual no fue un sueño sino una pesadilla.
    Dias azules, dias grises, para alimentarnos, de todo un poco.
    ¿queremos principes o princesas en nuestras vidas?
    Besos,

    ResponderEliminar
  4. ains señor...con lo que cuesta quedarse dormida encima de veinte colchones y un guisante XDXD
    Beso-t

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que si, que siempre seremos parte de un cuento, seremos principes o doncellas y siempre habra un beso deseado por ambas partes, uno queriendo darlo, otro recibirlo y siempre habra un camino en donde coincidan aunque sea por un instante dos labios dispuestos a besarse!
    te dejo un beso amigo bello
    Anny

    ResponderEliminar