Páginas vistas en total

30.4.11

Pintura en busca de una historia

    Acrílico : " Eva & Adan II,-Tarde de viento- " SIN TERMINAR

Una amiga, hace poco me preguntaba qué representa el viento, el aire, para mí?.


Sólo deciros que parafraseando a los filósofos griegos, el aire es uno de los cinco elementos:
AGUA, TIERRA, FUEGO, VIENTO y "sueños"
Todos ellos vitales y representan lo que nunca dejaremos de ser: Parte de un todo inmenso.


"Érase una vez un árbol que crecía frente a la ventana de mi dormitorio. Le vi crecer, creció conmigo
Estaba vivo
Cambiaba como cambiaba yo, lo hacía cuando llegaba la primavera y se cubría de promesas , en verano buscaba su sombra, el otoño me daba frutos y regalaba  colores que las flores envidiaban. Exhausto los inviernos dormía.
Es el árbol en el que me subo para hablar con mi gato, el árbol en cuyo tronco hay grabadas unas iniciales en torno a un corazón doliente por una saeta que le atraviesa: J y A (la chica que compartía conmigo el pupitre).
El otoño pasado ocurrió algo, distinto a los demás otoños.
Fueron cayendo una a una sus hojas, alfombrando de oro su tronco
Cayeron todas menos una, que permanecía verde, brillante, lozana
Desde los primeros días, desde mi ventana, me preguntaba por qué ella no caía?
Cada mañana comprobaba que ahí seguía.
Se acercaba la Navidad y era la única hoja de mi jardín que permanecía altanera en su sitio
Una tarde subí con mi gato a una de sus ramas y pregunté a la hoja , por qué estaba ahí.
Espero, me contestó
Qué esperas ?
Al Septentrión.
Y pasaron la navidades y una mañana muy gris, el Septentrión llegó, levantando las faldas de las chicas, y
doblando los paraguas de las personas.
Y el Septentrión se llevó la hoja de mi árbol. Mientras veía como se elevaba , presentí como la hoja me decía adíós con su manita
Hoy, cuando Abril finaliza sus días, la Hoja me ha escrito un email
-" Javier, que maravilla es el mundo que compartimos, Septentrión y yo, andamos por Noruega, después de visitar paises hermosos"
Es feliz, y yo lo soy, por que hoja, Septentrión, Abril,todos somos parte de una unidad.

6 comentarios:

  1. a qué vienen envidias, celos, odios entre los hombres?, somos polvo e iremos a parar a él
    Hagámonos la vida más fácil, regalemos abrazos, llamaemos ahoa mismo a ese amigo que tenemos olvidado y sin falta regalemos millones de besos a nuestras madres , que mañana es su día ( en España)

    ResponderEliminar
  2. Con tu permiso te dejo un saludo y te cuento del gusto que me dió la imagen y leer tu cuento.
    (y tienes razón en lo que dices...)

    ResponderEliminar
  3. Me gusta el viento su susurro o su grito, este septentrión se hizo esperar, pero al final su hojita estaba alli cuando llego.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  4. Javier, qué bonito relato y qué bonita reflexión... yo me hago esa pregunta muchas veces, con lo sencillo que es poner en práctica el lema de "vive y deja vivir" y no meterte donde no te llaman, debe ser que no es asía para muchos si no otro gallo cantaría.
    Me encanta la madurez de la hoja de tu árbol.

    ResponderEliminar
  5. Querido Javier ¡¡como me ha gustado tu historia!! Me encantan los enlaces que de uno a otro escrito, ese árbol que ya conocía, donde subes a hablar con tu gato...ese árbol que año tras año te regala su cambio de colores con cada estación, esa hoja que espera al septentrión como si una historia de amor se tratara y envuelta en su abrazo y ella brillante allá por Noruega.
    Un beso grannnde

    ResponderEliminar
  6. El viento se lleva pero también trae... devuelve recuerdos con olor a verano, guarda como nadie el sabor dulce de los besos, la suavidad de las nubes o el calor de las palabras susurradas.
    Beso-t de tarde de lluvia

    ResponderEliminar