Páginas vistas en total

25.4.11

Collar de piedrecitas...lunares

                                                 Tu collar de piedrecitas lunares

Anteanoche estaba intranquilo, no conciliaba el sueño, no sabía por qué?
No había hecho una cena copiosa, ni tengo presión alguna de trabajo o familiar, pero no hacía si no dar más y más vueltas en la cama.
De fumar, hubiera encendido un cigarro.
Ya despuntaba el día y el sol pintaba el cielo, así que  me fui a la nevera y bebí un  vaso de leche.
De regreso a la cama vi un curioso resplandor en el balcón, y hacia él me dirigí
Sobre la maceta con flores de verbena, cuatro piedrecitas lunares, del tamaño de una avellana, eran las causantes del resplandor blanco azulado.
Aún persistía la lluvia, abrí la hoja del balcón y las introduje en la palma de mi mano. Estaban plácidamente dormidas, parecían muy cansadas.
Las puse sobre mi mesita de noche y ensimismado quedé dormido mirándolas
Ya con el día avanzado me desperté , seguían dormidas.
Las puse nombres todos ellos femeninos.
Hice muchos planes con ellas, las fabricaría una casita como de muñecas, y charlaríamos los días de lluvias, sobre el mundo de las piedras y yo les hablaría del mundo de los humanos, o mejor:  haré un collar con ellas para que adornen tu cuello, y...
Y... menos mal que recobré la cordura.
Esperaré a la noche, una vez que ellas estén despiertas, las diré que este no es lugar apropiado para cuatro piedrecitas lunares.
Las tomaré en mi mano una a una y con todas mis fuerzas, las lanzaré al espacio, con destino a su luna
Allí serán felices

6 comentarios:

  1. todo tiene su lugar y su sentido, en el perfecto equilibrio que nos protege.
    Alterar ese equilibrio, nos repercute a todos
    como aleteos de mariposa en las antípodas

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajajaja, ten cuidado a ver si me las vas a tirar muy fuerte y me saltan un ojo jajajajajajajajaja.

    Es buenísimo el relato niñooo, me ha encantado, y menos mal que recobraste la cordura.

    Un besazo y así da gusto empezar la semana.

    ResponderEliminar
  3. Perdona, Javier, te he comentado con una cuenta de un blog que no es público, no me importa que sepas de él, pues confío en ti y hay poco escrito, es mas algunas cosas están en Matices. Ha sido un lapsus pues ese lleva la misma cuenta que la de you tube y estaba escuchando música...
    Borra ese (y este, que lioooo) y te hago uno lo más parecido con Matices...

    Beso y muchísimas gracias,

    ResponderEliminar
  4. Seguro sería un collar muy especial, pero es cierto que cada cosa tiene su espacio.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Desde luego cada cosa tiene su lugar, hiciste bien lanzandolas a su espacio.
    Besos lunares.

    ResponderEliminar
  6. Pues no sé, quizás habría que haberles preguntado a ellas si era visita tour planetario o infortunada caída desde el satélite. Jajaja que morro tengo, pero es que una piedrecita lunar ha de ser preciosa en cuello, mano o donde sea XD
    Beso-t de marte-s (ainss pero que mal andamos hoy jajajaja)

    ResponderEliminar