Páginas vistas en total

22.5.17

Pigmalión


" Musa y Pigmalión "


Os narraré una historia familiar, que conservamos  por trasmisión oral de generación en generación, sentaos, el cuentacuentos os lo va a narrar:
Hace más de dos mil años, cuando Pericles gobernaba en el explendor en la Grecia antigua, cuando Atenas dominaba el mediterráneo conocido y las leyendas convivían con los humanos ocurrió algo que…


Atardecía en Atenas, el marino Simbad, descendió de su barca y con su torpe andar de marinero en tierra, se encaminó a la taberna de Thalon

El sol doraba los blancos, las sombras se pintaban en malvas.
Una parra cuajada ya de uvas dibujaba  sombras en el patio trasero de la taberna.
Dentro la oscuridad era garantía de fresco. Zumbidos de moscas sobre una mesa con restos de frutas
Tabernero dijo Simbad, quiero cama y cena.
Aceitunas negras, queso de cabra, y algo de guiso de cordero con patatas  fue la cena  Mucha  fruta para compensar las carencias de  ella en la navegación
La mañana nació de luces intensas. El blanco de los encalados hacia daño a la vista. Simbad se dirigió hacia la Acrópolis. En los alto se veía las obras del Partenón
Una vez en lo alto del monte, se dirigió a uno de los capataces  de las obras y le preguntó por Praxíteles.
Aquel, el de la túnica alba y la greca en oro, me dijo señalando, inconfundible entre varios.
Esperé a que despachara a la  gente y me presente: Praxíteles, soy viejo amigo de Pigmalión 
Pigmalión ?  bien…espera, termino y comemos juntos
Praxíteles  dirigía con maestría las obras no sólo de la Acrópolis si no la magnífica estatua de Palas Athenea que presidía y protegería la ciudad, dentro de la Acrópolis santuario elegido, daría paz y prosperidad a Atenas.
Oro para recubrir sus ropajes, y marfil para manos, pies y cara, haría de Palas Athenea la mas hermosa  y codiciada estatua  divina tallada por el hombre.
El inconfundible susurro de las moscas bajo la parra era  lo único que se oía en los silencio de nuestra conversación 
Berenjenas rellenas, mousaka, aceitunas negras y verdes, carnero asado, vino de Rodas y queso de cabra, todo un banquete en honor de nuestro común amigo Pigmalión
El me enseño todo lo que se, comenzó diciéndome Praxíletes. Fue su alumno preferido, me trasfirió su arte, pero lo más importante, me trasfirió su tesón y su amor por la escultura
El me enseñó a buscar en la piedra lo que según él, desde el principio de los tiempos estaba dentro: la estatua , que con nuestras manos seriamos capaces de sacar a la luz.
Un día me dijo: Praxiteles, he soñado con mi obra maestra, ella se me presentó en el sueño y me dijo Pigmalión dame vida y seré tuya…
Sera mi gran obra, si, será mi obra maestra para honra de los hombres los dioses
Y mi maestro presto comenzó a hacer los preparativos para ello. Se proporcionó de una gran carreta con 4 bueyes fuertes, y se fue a tierra de bárbaros, a las canteras de Carrara, donde nace el mármol blanco mas hermoso, el que tiene el grano mas prieto y mas duro.
Eligió de entre las cortas la mas perfecta Un gran bloque de 5 metros cúbicos que a duras penas los bueyes podían con él 
Un mes tardo en llegar a Atenas.
Mírale contémplale de él saldrá La Belleza, me dijo. Que nadie, incluso tú, me moleste hasta que mi obra no este terminada, me ordenó
Tres meses encerrado en su taller ; yo cada día retiraba los restos de su comida y le proporcionaba una nueva. Muchos  días ni tocaba el alimento
Su obra la cubría con paños según iba avanzando, pero a través de los movimientos  de los perfiles de la figura, se adivinaba una mujer
Una noche me desperté, algo turbaba mi sueño, y me fui a ver a mi maestro con su obra
cientos de lámparas de aceite llenaban el taller. La figura estaba al descubierto
Era sencillamente expléndida, tan real que parecía que se movía con el parpadero de las luces de las lamparillas de aceite
Mi maestro Pigmalión, lloraba agarrado a sus pies
Lloraba de impotencia, mientras le oía entre susurros rebelarse contra los hombres y contra los dioses
¡ Por qué me habéis hecho esto…! exclamaba, mis manos han creado mi ideal mis manos han quitado cada trozo sobrante en la piedra para que "ella" pudiera salir
y ahora…? Dioses no merezco la vida si mi obra, la que tanto he anhelado es incapaz de compartir los pocos años que quedan de mi vida…¡ Quitádmela esta misma noche ! exclamaba fuera de sí
¡ Mi maestro se había enamorado de su obra !
A la mañana siguiente, aparecí como si nada supiera y le dije: Maestro Pigmalión debe usted salir y ver a mas gente hágalo, por mí
Ya nada me interesa m dijo con la mirada ausente 


Esa noche los dioses se apiadaron de Pigmalión y en premio a su sinceridad le concedieron su deseo
Pigmalión se había quedado dormido abrazando los pies de la estatua
Se despertó asustado, estaba notando que la estatua tomaba calor,  se aparto y espantado desde el suelo aterrado casi era incapaz de moverse
La estatua comenzó a tomar movimientos y descendió de su pedestal, lenta elegantemente  bella, y le dijo:
No temáis mi señor, soy Musa,  su obra, a vos os debo la vida, y a los dioses el poder compartir con vos los días que os queden, mi amado señor


Hermosa historia, le interrumpí a Praxiteles ¿y que ocurrió después…?
Pigmalión  después de ésto, fue incapaz de crear obra escultorica alguna, y con sus ahorros se fueron a vivir al campo, viviendo bien, y trabajando la tierra.
¿ Y Pigmalión…? pregunté
¿ El maestro? el maestro yace bajo uno de los cipreses que hay junto a la Acrópolis.
Musa, cuando falleció me dijo que quería terminar sus días ahí, divisando Atenas, el mar y cerca de los dioses
Interesante historia le dije, muy interesante…

Y partio Simbad por éste nuestro mediterráneo, en su frágil barca de un solo palo y vela árabe. Quizás a seguir la ruta de Odiseus y su próxima aventura con Calypso

Dedicado a ti, Musa

19.5.17

Lago Blend


Isla en medio del Lago Blend


...desde la ventana de mi despacho
...Junto al sendero aún quedaban zarzales con moras azules. Cogieron algunas y las comieron.  Hasta ese momento iban hablando de pequeñas sensaciones cotidianas muy pegadas a la vida del placer de desperezarse en la cama los domingos, del zumo de naranja que a ella le gustaba tomar lo primero al levantarse, de cómo serían de gruesas las rebanadas de pan con aceite de oliva virgen que un día desayunarían juntos en una casa de la Toscana donde habría viñedos y cipreses
Luego una eternidad de promesas cumplidas contenidas en tres deseos pedidos ese día, y que uno a uno se cumplieronEstoy segura que  hubiéramos sido muy felices. 
Estaré en  la ciudad del puente de los cuatro dragones, si, ese que movían la cola cada vez que transitaba por él una joven virgen
¡ Qué obsesión con la virginidad !
Buscaré en las dulces aguas del lago Blend el color que se me negó y escucharé de sus brisas tus mismo elocuentes silencios de tantos años


17.5.17

Un Real de vellón de Carlos II







" Lady Godiva "Trabajo en este nuevo acrílico

Hacía tan sólo unos días que mi abuelo había fallecido. Allá en Gredos, la casona familiar  había permanecido cerrada, con sus sábanas ocultando los muebles, dando un aspecto fantasmal a las estancias.
La casona, "Entre el cielo y la tierra" como le gustaba decir a mi abuelo, con su largo porche de viguería y pilares de madera, tan cercano a las plantas olorosas: jazmines, romero, tomillo, lavanda. Cualquier ligera ráfaga de aire fresco, lo perfumaba todo.

El patio con la fuente de copa de un solo chorro. En cada esquina del jardín  los cuatro árboles del mediterráneo: el almendro, el olivo, el naranjo y el laurel
Ese fin de semana un impulso irreflexivo me hizo dirigirme a la casa familiar. Hacía años que no subía al desván, era algo complicado hacerlo. Traje la escalera y empujé la trampilla que en el techo da acceso; tardé unos instantes en acomodar mi vista a la oscuridad.

La única ventana, se enmarcaba entre los resquicios de luz que se filtraba.
Todo eran bultos informes. Abrí el frailero de la ventana, y entró en tropel la luz, invadiendo de luces y sombras la estancia.
Muebles, sillas, una mecedora, un baúl  una columna de escayola, cuadros, maletas con ropa antigua, cestos con más ropa; juguetes viejos una cómoda y un espejo, empañado, sucio.
Limpié un poco la mecedora, entorné los ojos y me trasladé a cómo mi abuela Mercedes, me dormía meciéndome en ella  mi cabeza en su blando pecho, y su olor a cafe con leche y galletas María. Tomé una carpeta, de gomas, la abrí: había fotos antiguas de mis padres, mis tíos, mis abuelos...Toda una vida familiar contenida en ese desván.

Me fijé en el espejo, su marco antiguo, algo de carcoma, era de nogal español de color caoba. Limpié el cristal, la imagen que veía no la reconocía. Pensé, sería un cuadro; pero, le giraba y se reflejaban los bultos, cada objeto del desván. Sin embargo... cuando lo enfrentaba a mí no era mi cara la que reflejaba

Dejé el espejo, en el suelo, asustado, y procedí a marcharme, algo confuso. Iba ya a descender, cuando me dije: Rodolfo, estás tonto?.
Tomé de nuevo el espejo y sin abrir los ojos pregunté: ¿Quién eres ?

Sólo silencio.
Abrí los ojos y la misma imagen de antes seguía reflejándose. Era un señor mayor, y si yo giraba la cabeza a la izquierda, la imagen también lo hacía. Apreté los labios, levanté una mano. El reflejo también lo hacía.

Terriblemente asustado me dispuse a descender la escalera, cuando una voz familiar me dijo: -"No te vayas-"
Balbuceando pregunté: Quién eres ?



-"Soy tú mismo". me contestó


Ja jaja jajaja reí histericamente, más por el miedo que por la gracia que pudiera hacerme. Pensé: hoy desayuné en exceso, seguro que todo es un sueño y me he quedado dormido en la mecedora.


Venga yaaaa ...¡¡¡¡ exclamé


La voz, pausada me contestó: Hace 12 días murió el abuelo Víctor, verdad?. Me temblaban las piernas. Él te regaló la primera moneda de tu colección numismática: un real de vellón, de Carlos II, ceca Segovia y estado "proof" de conservación.
Me senté en el suelo. Estaba catatónico
Comencé a mirar mejor la imagen que reflejaba, tenía entradas, el pelo canoso por las patillas, unas bolsas en los ojos, sin el brillo que ahora tienen, pero no cabe duda, era mi mirada ...si, es verdad, podría ser yo. No entendía nada.


-"Rodolfo soy tú... o tú eres yo, como quieras "- Mírame a los ojos, le dije. Eres real? atreví a preguntarle. Eres real ?, me preguntó a la vez él a mí. ¿Cuál realidad, la tuya...la mía ? Sólo nos separa un trozo de cristal. Luego cambiando por primera vez la mirada de manera autónoma, y como hablando consigo mismo, me contestó: Mira Rodolfo, mientras volvía a mirarme a los ojos. 


Te contestaré.


Hace treinta años, a los 12 días de fallecido el abuelo necesité ir a la casona familiar , en busca de retazos de mi niñez. Y encontré el espejo.
Ahora regreso, tan sólo para estar, al otro lado de su cristal

14.5.17

Cola, el gato abandonado



Bella 
Tintas -puntillismo -

Bella antes de cambiar su hogar a "en donde habita la niebla", vivía en medio  de la resplandeciente luz . Cada día la despierta una barca que gira. Ella corresponde al día con una sonrisa y construye caras con frutas en los platos.
Bella una tarde pintó en una de las paredes del cuarto más oscuro, aquel en que Swam cotillea Cds, una ventana de tan real que al abrirla entra el sol de Marrakech y llena la habitación. Por las noches, Bella asomada contemplaba, como debajo de su ventana pintada,  junto a las hogueras que rodean el mercado de Jemaa El-fna, sentados en corrillos de gente, sobre bolsas o barriles, o tendidos sobre pilas de alfombras, a cada palabra que uno dice como "corazón", "sueño", "pileta", "tesoro escondido", "amantes"— los otros cuentan cada uno su historia de corazones, de sueños, de piletas o tesoros escondidos.
Bella escuchó atenta la historia de " Cola" . 
Simbad el alquimista y marinero azul, en cierta ocasión recogió un gato callejero y le enseñó a comprender el lenguaje humano. Era un gatito atrigresado y lo llevaba consigo a todas partes. El gatito maullaba, movía la cola, se comía las sardinas o las golosinas que le arrojaban, pero nadie sabía que era capaz de comprender el lenguaje de los hombres y que todo lo que oía se quedaba grabado en su memoria.
Simbad llevó a Cola a un poblado de jaimas en el desierto y Cola se iba paseando por las diferentes jaimas y escuchaba las conversaciones filosóficas y también las cosas que se decían los hombres y las mujeres cuando se abrazaban sobre la esterilla.
Había muchos ricos, poetas y artesanos que acudían a aquellas jaimas donde se servía té y se comían dátiles dulces como los besos.  Simbad estaba seguro de que el gato había escuchado disertaciones inolvidable, o leyendas increíbles. En una ocasión, lo llevó al palacio del Jazmín, donde vive la sobrina del Sultán (alabado sea Al-lha), y dejó que vagara por los balcones, que entrara en el gineceo y que escuchara todas las conversaciones prohibidas a los oídos de los hombres.
Cola parecía triste y alicaído, y entonces Simbad le apremió a hablar "Gato es el momento que me cuentes lo que has oído "—le dijo el alquimista Simbad.
Es todo demasiado triste —dijo Cola—. Para un gato, los hombres sois tan parecidos entre sí como una gota de agua a otra. No comprendo el odio que os tenéis unos a los otros, con toda la sabiduría con que os regaló Al-Lha
¿Eso es todo lo que tienes que decirme? —dijo Simbad aireado
—No, hay otra cosa más —dijo el gato—
Quiero que me devuelvas a mi condición anterior, y me dejes abandonado en medio de una carretera en el lugar que vive la niebla, donde alguien pueda recogerme y poder llevar una vida decente de gato.

Bella, cerró la ventana pintada, había oído ya muchas historias
Luego, preparo leche y comida para Cola, su feliz gato recogido en medio de una carretera hace  años.
Ahora Bella sabe que algún día podrá dialogar con Cola y que le contarás historias de las mil y una noche

12.5.17

La princesa sensible


La Pincesa y el guisante 

Acrílico sobre tabla y bastidor


Niña bonita, ven te contaré un cuento:
Hace mucho tiempo hubo una vez un príncipe que quería casarse con una princesa, era la condición una verdadera princesa de sangre real. Viajó por todo el mundo buscando una, pero le fue muy difícil encontrarla
Las princesas había, pero no era sencillo averiguar si eran de sangre real. por una u otra causa terminaba descubriendo en ellas algo que le demostraba que en realidad no lo eran, y el príncipe volvió a su país muy triste 
Una noche, estando en su castillo, se desencadenó una gran nevada De pronto, se oyó que alguien llamaba a la puerta: La familia no entendía quién podía estar a la intemperie en semejante noche  y fueron a abrir la puerta. 
 -¿ Quién es? - preguntó el Rey - Soy la princesa del reino del Lago Como - contestó una voz débil y cansada. - Me he perdido en la oscuridad y no sé regresar a donde estaba. 
 La abrieron la puerta y se encontraron con una hermosa joven: La nieve cubría por sus ropas y cabellos. El agua salía de sus zapatos como si de una fuente se tratase. Tenía frío y tiritaba. 
 En el castillo le dieron ropa seca y la invitaron a cenar. Poco a poco entró en calor al lado de la chimenea. 
La reina curiosa ella quería averiguar si la joven era una princesa de verdad. 
Colocaré un guisante debajo de los muchos edredones y colchones que hay en la cama para ver si lo nota. Si no se da cuenta no será una verdadera princesa. 
A la mañana siguiente, el príncipe preguntó:  -¿Qué tal has dormido, joven princesa? 
! Terriblemente mal -. No he dormido en toda la noche. No comprendo qué tenía la cama; Dios sabe lo que sería. Tengo el cuerpo lleno de cardenales. ¡Ha sido horrible! 
Entonces, ¡eres una verdadera princesa! Porque a pesar de los muchos colchones y edredones, has sentido la molestia del guisante. 
El príncipe se casó con ella porque estaba seguro de que era una verdadera princesa. Después de tanto tiempo, al final encontró lo que quería. Y tuvieron más príncipes y princesas y todos eran sensibles a los guisantes debajo de las ropas

10.5.17

Reencarnaciones


Crisálida de mariposa

Acrílico ( año 2011 )



¿ Oye ?
¿ Si, dime ?
¿ Prometes que nos buscaremos en la próxima vida ? nos hacemos una herida en el dedo y mezclamos la sangre
¿ Para estar juntos? para casarme contigo y tener una hija que se llame Alejandra. ¿ Cómo se hace?
No se?

Oye sabes a propósito, y no es broma esto, en Istambul dicen que las reencarnaciones ya no existirían que el proceso del ser humano acabo,  y que el derecho a una próxima vida se debe ganar entonces...dicen que los que se lo merecen volverán a reencarnar en Turkia
No recuerdo si he estado en otras vidas. Tú crees que yo hago para merecerlo?
Yo creo que ya estas fuera jajajajajaja
Allí no tendrás ojos azules
Puffff ser rubia, negra, amarilla, roja, azul me da igual. Las apariencias en mi vida no cuentan.
Ven, siéntate cerca mío, cierra los ojos y escucha:




Mi primera vida fue ejemplar: Se me trasmitieron valores occidentales,  educación clásica y formación cívica.  
Transcurrió anodina, fui alfarero y me llamé Lorenzo, mi familia llenaba todas mis aspiraciones. No recuerdo bien cómo perdí la vida. Pero sin embargo llevo tatuada en mi alma tu mirada azul
"Mira la luciérnaga, no está satisfecha con su fortuna, se niega a admitirse como es. Se suicida en el conocimiento que se reencarnará en mariposa. Será la más hermosa forma en colores que la vida ha sembrado. Y sorprendentemente nace reencarnada en mariposa que vuela y luce colores
Al poco no está satisfecho de su vida en ese cuerpo. 
Es efímera, y muy peligrosa.
Se suicida en el conocimiento que se reencarnará en luciérnaga. Sera capaz de emitir luz en las cerradas noches. Ser una estrella en mitad de la vegetación.
-Mi segunda vida de la que si tengo recuerdos, fue una constante  búsqueda de esos ojos… 
En esta vida, mi nombre era distinto: me llamé Rodolfo y me ganaba la vida como pintor, y mi vida fue generosa. En una exposición de pintura en München, cerca de la Marienplatz, sentí una mirada me giré y era azul.
Nos conocimos, hablamos tanto, e íbamos adelantándonos el uno al otro en los lugares las situaciones, las sensaciones que el otro contaba.
¡ Habíamos tenido una vida anterior juntos! 
Quedamos aterrados.
Nos distanciamos, tanto que el sólo recuerdo el uno del otro  nos causaba llanto de impotencia.
Durante el tiempo que estuvimos juntos, en esa vida, Elena que ese era tu nombre me hizo recordar, detalles de la vida anterior, que yo tenía olvidados.
Contó, como ella siendo la más hermosa de su lugar,que estaba destinada para ser desposada por deseo de su padre, con el más rico, poderoso mago, de todo el reino.
Elena me contó como llegué a su casa para entregar un pedido de alfarería al mago y fue cuando nos vimos y quedamos enamorados, atrapados en el azul.
¡Tooodo tan bonito !, hasta que el mago nos sorprendió una tarde calurosa, desnudos compartiendo cuerpos.
A mi me condenó a buscarte eternamente, y perseguir por siempre en todas mis vidas esa mirada azul, y a ti, te convirtió en estatua de piedra durante trescientos años con capacidad para reconocerme siempre en nuestras sucesivas vidas sin que pudieras decirme nada

" Mil veces te he amado, mil veces te he de amar "
Luego vino seguir tu estela en tiempos distintos, en lugares distintos Tánger, Madrid, Tetuan... Opio del alma en busca de tu mirada. Y ahora que nos hemos vuelto a encontrar, ahora que tenemos una nueva oportunidad: Yo soy luciérnaga y tu mariposa

8.5.17

No existe un jardín de las delicias




" El Bosco "

El Jardín de las delicias


Día ciento treinta y siete, la isla prodigiosa surgió en el horizonte como una gran copa colmada de lirios y de rosas. Más cerca de ella hacia el mediodía comencé a escuchar las notas inquietantes de aquel canto mágico.
Había desoído los prudentes consejos de la diosa y deseaba con toda mi alma descender allí. No sellé con cera los laberintos de mis orejas ni dejé que mis esforzados compañeros me amarraran al mástil.
 Hice virar hacia la isla y pronto pude distinguir sus voces con toda claridad. No decían nada; solamente cantaban. Sus cuerpos relucientes se nos mostraban sensuales, como una presa magnífica .
Entonces decidí saltar sobre la borda y nadar hasta la playa, era urgente.
Y yo, oh dioses, que he bajado a los infiernos de Hades  y que he cruzado el campo del inframundo dos veces, me vi ahora en este destino de un viaje lleno de peligros.
Cuando desperté en brazos de aquellos seres que el deseo había hecho aparecer tantas veces en mis solitarios sueños, era presa del más agudo espanto. Lancé un grito afilado como un cuchillo .
Oh dioses, yo que iba dispuesto a naufragar en un jardín de delicias, cambié libertad y patria por el prestigio de la isla infame y legendaria.
Sabedlo, navegantes: el canto de las sirenas es estúpido y monótono, su conversación aburrida e incesante; sus cuerpos están cubiertos de escamas, erizados de algas y sargazo. Y por último: Su carne huele a pescado.

7.5.17

" La que brilla "


Nacimiento de " La que brilla "

Puntillismo, tinta china



Érase un anciano leñador que en busca de troncos vio que algo brillaba a lo lejos. Se acercó hasta encontrar una rama de un árbol, delgada como un dedo  enteramente de plata que resplandecía “Si vendo esta rama, podré retirarme de esta vida tan cansada para mi avanzada edad y ofrecer a mi esposa una vida holgada y tranquila”.
Pero cual no fue su sorpresa cuando nada más partir en dos la rama, en su interior apareció una niña del tamaño de un dedo pulgar, con un resplandor plateado. El anciano la tomó y la llevó a su casa donde él y su esposa la criaron como a la  hija que nunca tuvieron La llamaron" La que brilla" , pues ella también desprendía aquel extraño y maravilloso fulgor plateado.
" La que brilla " creció feliz con sus padres adoptivos y nunca le faltó nada, puesto que cada vez que el leñador cortaba una rama de árbol nueva, encontraba en su interior monedas de oro.
La que brilla creció y se convirtió la más hermosa de todo el reino. Cinco príncipes insistieron en ser sus pretendientes y ella  puso a prueba a los cinco, enviándolos a buscar cosas imposibles con la esperanza de desembarazarse de ellos:
En primer lugar, dijo, deseo la fuente donde nace el río Nilo  
En segundo lugar quiero una hermosa rama de oro con joyas de los árboles de la isla de Los Sargazos
quiero el legendario vestido de Rata-fuego de China, el cuarto deseo es que recuperéis la joya de mil colores que pende del cuello de un temible dragón de Antofagasta  y por último deseo la concha de cauri que nació de las golondrinas”.
Tras estas palabras, los príncipes se repartieron los encargos y partieron en su busca. Sin embargo tres de ellos ni siquiera salieron de su casa. Los otros dos no lograron alcanzar sus objetivos, perdiendo casi su vida en la empresa. 
La que brilla se sintió muy contenta pues no deseaba abandonar la casa de sus padres adoptivos.
El propio Emperador de Japón, se interesó por la belleza de la muchacha. Por ello se dirigió a la casa de los ancianos para comprobar la bella La que brilla y sucedió que nada más verla quedo prendada de ella 
La que brilla lo rechazó : “Aunque no dudo que vuestro amor sea sincero, jamás podría casarme con vos, pues no pertenezco a este lugar, algún día habré de partir y no quisiera veros sufrir”. 
Durante aquél verano, cada vez que Luz de Luna contemplaba la luna llena y comprendió que  había llegado el momento de regresar al reino de la Luna. Tras enterarse de la noticia el Emperador puso a su guardia rodeando la casa de La que brilla para evitar que vinieran a buscarla los emisarios celestiales.  Una noche, todos los guardias quedaron cegados por una extraña luz que resulto ser el cortejo lunar que venía en busca de la muchacha. 
La que brilla  sabiendo que este era su destino, se preocupó por escribir a sus seres queridos para despedirse y al Emperador, además, le mandó como regalo un cántaro con el elixir de la inmortalidad que habían traído sus criados de la Luna. Seguidamente partió con su séquito volando hacia la Luna y allí reinar 

5.5.17

Planta once del Ramón y Cajal


Acrílico sobre lienzo



Habitación 1103 del Hospital Ramón y Cajal. Visito a un amigo de toda la vida, una intervención de poca importancia. 
Recuerdo que le llevaba un libro recién publicado de otro amigo "juevero"
En el hall del hospital, en su ala izquierda, excepcionalmente no había nadie, sólo un raro silencio. Entré en la cabina del gran ascensor capaz de transportar camillas. Paró en la primera planta, una ráfaga ligera y fresca antecedió a una mujer hermosa que vestía el clásico pijama azul celeste del centro sanitario. Entró y me preguntó: ¿ A qué planta vas? Contesté: A la once
Tenemos tiempo
La miré desconcertado. Desabrochó su chaqueta del pijama y deshizo el nudo de su pantalón
Por discreción no relato los siguientes veinte minutos ( ¿ o serían bastante menos...? )
Después aún agitado la pregunté: ¿No se como te llamas?. Tomó mi mano y besó su dorso y me dijo: ¿Sabías en en esa planta hace años, justo la once murió una mujer? Dicen que si fue por un fallo del anestesista, otros que si por una distracción fatal al inyectarla demasiado suero...
El sonido de la campanilla anunciando la planta once rompió el momento. Se giró y salió de la cabina del ascensor, yo tras ella. Quedé paralizado ante su belleza a y andares elegantes. Y antes que pudiera reaccionar la vi atravesar las paredes del pasillo




3.5.17

La preferida


" La Preferida "

Tinta china y pastel ( sin terminar)



Era la mas bella mujer . Su belleza había traspasado las fronteras del sultanato.  El viejo comerciante de alfombras se hizo con ella en el bazar de Bagdad, por sesenta monedas de plata.  Su vida es monótona,durante el día es esclava, obligada a pasear su desnudo cuerpo rosado por la mansión del seco comerciante que atesora tesoros que no disfruta
Desde lejos, muy lejos, más lejos aún llegaban villanos, comerciantes de la competencia, nobles y clérigos para admirar su belleza.  Era la más deseada del reino, icono de huríes 
Un día el Sultán sabiendo de ella, la hizo llegar a palacio.  Esa noche, el rey juega con sus dorados cabellos, bebe los mejores vinos de entre sus pequeños pechos y entre gemidos de amor la jura un imperio, todo el oro del mundo y ser su preferida en el harem 
Ella espera la oscuridad de cada noche, cuando el rey queda agotado y dormido en el lecho, la joven se convierte en lechuza.  Salta por la ventana en la oscuridad, ansiosa de libertad. 
Cuando ve a su hombre,  se convertirá en mujer y juntos se elevarán a ese lugar entre las nubes, a sabiendas que ha de regresar, antes del amanecer, para seguir siendo la preferida

2.5.17

Kika


" Kika "
Collage tinta china puntillismo
y cartón corrugado de aluminio


Todo ocurrió uno de esos días de lluvia mansa, justo a primera hora del día, la hora de espera al autobús que me lleva a mi trabajo. Me llamó la atención esa joven sentada en la parada. Me senté a su lado, algo tenía de especial esa chica, que me hechizaba, no podía resistirme a mirarla de reojo. Estaba fascinado sintiéndome cerca de ella.  Al final venciendo mi timidez la saludé: ¡ Hola !
Me miró, sin decir palabra, la vista como perdida ¡ No tenía pestañas, ni tenia cejas !. Me conmoví, pensé que estaría en un tratamiento de quimioterapia.
Me estaba interesando por una desconocida, de bellos ojos tristes y ojeras, su  manera de vestir, ese vestido celeste hasta medio muslo. 
El tiempo pasaba  y ningún autobús llegaba, no circulaban coches  ni personas. Nada se movía en la ciudad, ni pájaros ni ruidos, hasta la lluvia había cesado. 
De pronto un taxis frenó con estridencia frente a nosotros. Dos forzudos salieron del vehículo y la tomaron una por cada brazo para introducirla por la fuerza en el taxis.
Ella me miró sin decir palabra, pero sus ojos  reclamaban ayuda. Tardé en reaccionar, y corrí tras ellos. Paré otro taxis y les seguí hasta el aeropuerto 
Antes de entrar en la terminal, pude darles alcance con gritos de ¡¡Raptores !!!. 
Un fuerte puñetazo me dejó conmocionado en el suelo. Sus avisos de" Lárgate de aquí , o llamamos a la policía " martilleaban mi semicosciencia.
¿O llamamos a la policía..? Me incorporé aún desconcertado. Les había perdido de vista. El taxis de los raptores estaba aún aparcado, corrí hacia él
Abrí la puerta, y en el suelo se habían dejado una  carpeta con un informe y las fotografías de mi chica de la parada. Estaba con diferentes uniformes: de camarera, trabajando con un ordenador, de ama de casa, y al final un texto y un teléfono " ÚLTIMA GENERACIÓN DE ANDROIDES "

El precio es desorbitado, pero me he pruriempleado para ahorrar y poder hacerme con mi chica.

29.4.17

¿ Ocurrirá ?





Hace un par de años fui testigo mudo del hecho que os voy a contar: Atado como Ulises no a un pino cercano. Tapados la boca para que mis palabras no interrumpieran los sucesos.
Era un 29 de Abril justo a la hora bruja, en el cambio de día ocurre.
Lleva años, siglos ocurriendo...Sentaos es mejor que me sigáis leyendo sentados. 

Lo que pude ver esa noche  de Santa Catalina de Siena,  podríais pensar que es efecto de algún alucinógeno, o del exceso de alcohol. No tomo absolutamente droga alguna, y si bebo es como mucho un par de copas
Prosigo: Invitado por amigos de O Val Narón en la Galicia de las Meigas, esa noche, justo al pie de la Pena Molexa, se hace una cena por todo lo alto. Corre el vino de albariño, las empanadas da bacalao, y pulpo con cachelos. 
Justo a las doce menos tres minutos, nadie estaba visible, todos entre los árboles
De la peña mediana, se fue viendo aparecer la imagen holográfica de una joven. Vestía sedas y escote generoso que potenciaba su pecho. La imagen se hizo totalmente estable. Se levantó y comenzó a cantar una canción de amor llamando a su amado.
De entre los árboles, oímos el cabalgar de un jinete.
Perno negro, calzas marrones joven,  rudo en sus maneras. La dama le dice que se acerque. El jinete descabalga y se acerca hasta tres pasos antes de la dama. Junto a ella un caldero de oro lleno de monedas llama su atención. Primero duda, hace intento de ir por la mujer de su vida
La dama le sonríe, ¡ Al fin ! exclama.  El joven retrocede, se agacha y toma el caldero de oro lleno de monedas. La imagen de la dama se va fundiendo con la roca mediana el caballero y su cabalgadura se alejan unos pocos pasos. La imagen de ambos se va fundiendo con las rocas cercanas. La dama la bella dama , ya sólo es una de las rocas de Pena Molexa. El caballero y su cabalgadura, igualmente ya sólo son parte de Pena Molexa
Tinta china, puntillismo
Sin terminar

Es cuando el pueblo grita y comienza la fiesta se bebe, se come y se fornica, bueno, algunos por que yo, era solo invitado gastronómico
Y tal y como me ocurrió os lo cuento para que conste por los siglos de los siglos. Todo cambiará el día que el jinete elija a la dama en vez del oro. ¿ Ocurrirá ?

27.4.17

La gata



Dibujo a puntillismo de tinta china


Siéntate Rodolfo, me dijo mi abuelo de manera contundente, voy a contarte algo que nadie sabe.
Quieres tomar algo?, un gin tónic?, Pondré dos. -Deja, yo le voy poniendo mientras me cuentas-le contesté
Nieto... te he contado cien historias de mis navegaciones, algunas algo exageradas, otras fruto de mi fantasía, pero precisamente la que te voy a contar es tan real que aun persiste en mi mente cada detalle
Yo tendría no más de 32 años, soltero y con mucho vigor.  De las navegaciones a vela o mucho antes, algunos dicen que desde Noé, siempre en los barcos han navegado gatos, para mantener los alimentos a salvo de las ratas
El gato era querido por toda la tripulación, estábamos convencidos que podían oler las tormentas antes que llegaran, y que si les maltratabas tenían poderes para hacer naufragar el barco
En uno de mis viajes nada más embarcar, una hermosa gata dormitaba sobre la amura de cubierta; una mosca jugando con sus bigotes la despertó. Se estiró cuan larga era y se me quedó mirando
Yo aún llevaba mis pertenencias, y la llame: ¡ Gato, ven ! La gata se acercó a  mi, olió el bajo de mis pantalones y comenzó a frotar su lomo contra mi ropa marcándome con su olor. Jugué con ella rascándola debajo la barbilla, al ponerse de patas arriba la dije: ¡ Pero si eres una linda gatita !
La relación entre la gata y yo en esa ruta,  fue estrecha, ella me había elegido. Los gatos te eligen, no tú a ellos. Por la noche dormía a los pies de mi cama, encima de las mantas, y yo tenía cuidado de no tirarla en mis vueltas dormido
Llevábamos casi treinta días embarcados sin tocar puerto, y mi mente no hacía si no pensar en cada una de las preciosas y seductoras mujeres en tierra
Una noche ocurrió algo inexplicable.  La gata olfateó mi alto grado de tetosterona y... así: simplemente se hizo mujer
¡ Una increíble mujer, con el cuerpo felino!, de movimientos pausados, rodeándome y ronroneando a mi al rededor me agarró por detrás y beso mi cuello, a la vez que su mano descendía por mi cuerpo hasta llegar a (ioiojòjoppowe - censurado -). Me incliné sobre ella y recorrí la piel de su vientre con la yema del dedo.  Dejó caer los párpados, los ojos y me sonrió, segura y fuerte. -Hazme lo que quieras .. -susurró.

Nieto, aquella fue la noche en la que por primera y única vez vi fuegos artificiales dentro de mi camarote.  No te voy a dar más detalles. Eres hombre y tendrás experiencias similares... pero, te aseguro que ningún otro mortal disfrutó lo que aquella noche yo con...
¿Te puedes creer nieto que  no la pregunté el nombre?
Esta es la historia real  nieto, tras yacer juntos, me contó que una bruja la había hecho un encantamiento por que ambas, bruja y ella se habían enamorado de un joven vendedor de pócimas y esa era la explicación de su aspecto felino. La bruja arrepentida por la faena, la había dejado una puerta abierta a ser humana cuando se enamorara de otro joven, pero que...¿Esa es mi desgracia ! tendría que separarse irremediablemente de él e incomprensiblemente vivir en  tierras lejanas donde la niebla y la lluvia todo lo humedecen. Y tal y como sucedió, nieto, te lo cuento 


Viens, mon beau chat, sur mon cœur amoureux;
Retiens les griffes de ta patte,
Et laisse-moi plonger dans tes beaux yeux,
Mêlés de métal et d'agate.
Lorsque mes doigts caressent à loisir
Ta tête et ton dos élastique,
Et que ma main s'enivre du plaisir
De palper ton corps électrique,
...                    (Baudelaire )